Statement by IFI, the patent-based pharmaceutical companies’ trade association in Ecuador, regarding (accepting) President Correa’s Decree 118 on compulsory licensing

 

Boletín informativo

OCTUBRE 27 / 09

 La Industria Farmacéutica de Investigación (IFI) reconoce el esfuerzo realizado por el Gobierno, a través del Decreto 118, para normar la aplicación de un mecanismo excepcional -establecido en la legislación ecuatoriana y en acuerdos internacionales- como es el uso del recurso de licencias obligatorias para patentes de medicamentos que sirvan para combatir y mitigar enfermedades de interés público.

Somos concientes de que ningún derecho de cualquier índole se superpone a los intereses de salud pública, sobre todo en circunstancias de especial gravedad. Y, consistentemente con nuestro principio de cumplimiento y observancia de las leyes, aceptamos democráticamente esta decisión del Presidente de viabilizar legalmente este mecanismo excepcional, observando los derechos y responsabilidades consagrados en la legislación ecuatoriana, la normativa andina y los acuerdos internacionales suscritos por el Ecuador como los ADPIC (Aspectos de los Derechos de la Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio).

No obstante, no compartimos el criterio de que las patentes sean vistas como un impedimento cuando éstas, esencialmente, “son una herramienta para lograr equilibrio entre los intereses del innovador y el interés público, proporcionando un entorno en el que la creatividad y la invención puedan desarrollarse en beneficio de todos, para mejorar la calidad de vida”, según lo ratifica en varias publicaciones institucionales el propio Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI).

De igual manera, lamentamos no haber sido convocados a participar de este importante proceso, en el que estamos directamente involucrados y en el que habríamos aportado positivamente.

Confiamos en que el mandato del Decreto 118 será acatado por el IEPI, asumiendo la gran responsabilidad que este implica, de manera que su aplicación sea el resultado de un proceso legítimo y transparente.

A la par, este Decreto delega al Ministerio de Salud garantizar a los ecuatorianos que el uso justificado de esta herramienta de licencias obligatorias beneficie a la salud pública y, en especial, a los grupos más vulnerables con medicamentos de probada calidad, seguridad y eficacia, vigilando que la fabricación nacional de los medicamentos bajo esta licencia se enmarque en las normas y procedimientos técnicos contemplados en los estándares internacionales de fabricación, que son los únicos que pueden asegurar que lo producido tenga la misma calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos originales.

El acceso a la salud es una meta tan urgente como compleja, que solo puede alcanzarse con el trabajo coordinado de diversos actores públicos y privados, atacando integralmente todos los factores que la integran, entre ellos el acceso a medicamentos de calidad.

Como industria farmacéutica de investigación estamos respondiendo a esa meta, ofreciendo un servicio fundamental: la provisión efectiva y oportuna de soluciones terapéuticas, vacunas y medicamentos innovadores de calidad, seguros y eficaces para los ecuatorianos; contribuyendo así a prevenir o tratar enfermedades, para mejorar la calidad y esperanza de vida, ahorrando costos de hospitalización y permitiendo a los pacientes volver a desarrollar vidas normales.

Por otro lado, además de cumplir con las leyes establecidas por las autoridades para fijar los precios de nuestros medicamentos y ofrecerlos al Estado a un precio reducido, tal como lo dicta la legislación; hemos respondido a las necesidades de acceso de la población más vulnerable del país con programas sociales serios, sostenidos en algunos casos por más de 20 años.

Así, no hemos dejado de apoyar al Estado y al trabajo del actual Gobierno, con programas y proyectos de atención, educación, acceso y respuesta en emergencias nacionales, a través del establecimiento de auténticos compromisos encaminados a conseguir resultados tangibles en salud. Y seguiremos en esta línea.

Aceptamos democráticamente la decisión del gobierno y continuaremos colaborando como siempre lo hemos hecho, trabajando por y para la salud de todos los ecuatorianos y ecuatorianas, investigando y comercializando medicinas innovadoras, de calidad, seguras y eficaces, bajo los más altos estándares mundiales.

INDUSTRIA FARMACÉUTICA DE INVESTIGACIÓN (IFI)

Adobe Systems

comunicaciones@ifi-promesa.com.ec

www.ifi-promesa.com.ec

 

Telfs.: (593-2) 2447-606

Copyright © 2014 Public Citizen. Some rights reserved. Non-commercial use of text and images in which Public Citizen holds the copyright is permitted, with attribution, under the terms and conditions of a Creative Commons License. This Web site is shared by Public Citizen Inc. and Public Citizen Foundation. Learn More about the distinction between these two components of Public Citizen.


Public Citizen, Inc. and Public Citizen Foundation

 

Together, two separate corporate entities called Public Citizen, Inc. and Public Citizen Foundation, Inc., form Public Citizen. Both entities are part of the same overall organization, and this Web site refers to the two organizations collectively as Public Citizen.

Although the work of the two components overlaps, some activities are done by one component and not the other. The primary distinction is with respect to lobbying activity. Public Citizen, Inc., an IRS § 501(c)(4) entity, lobbies Congress to advance Public Citizen’s mission of protecting public health and safety, advancing government transparency, and urging corporate accountability. Public Citizen Foundation, however, is an IRS § 501(c)(3) organization. Accordingly, its ability to engage in lobbying is limited by federal law, but it may receive donations that are tax-deductible by the contributor. Public Citizen Inc. does most of the lobbying activity discussed on the Public Citizen Web site. Public Citizen Foundation performs most of the litigation and education activities discussed on the Web site.

You may make a contribution to Public Citizen, Inc., Public Citizen Foundation, or both. Contributions to both organizations are used to support our public interest work. However, each Public Citizen component will use only the funds contributed directly to it to carry out the activities it conducts as part of Public Citizen’s mission. Only gifts to the Foundation are tax-deductible. Individuals who want to join Public Citizen should make a contribution to Public Citizen, Inc., which will not be tax deductible.

 

To become a member of Public Citizen, click here.
To become a member and make an additional tax-deductible donation to Public Citizen Foundation, click here.